QUIERO QUE SEPAS

No trates de atraerme con tu mirada. Puede que te arrepientas, o puede que el que se arrepienta sea yo. Además, no estoy dispuesto a pasar por lo que he pasado en ocasiones anteriores. Y eso que tengo mucho que ganar y poco que perder. Así que puedes estar tranquila; yo tampoco te miraré. Aunque si lo hago, siempre tendré la disculpa de que lo hacían las cervezas.

Sigue leyendo