La historia de Zenobia

Amanecía y las sábanas aún seguían arrugadas, manchadas por el carmín de sus labios e impregnadas con el olor de su perfume. Un cigarro recién encendido, apoyado en el cenicero de la mesita, no paraba de estrellar su humo contra el cristal de la ventana. Alguien abrió la puerta, despacio, como si no quisiera despertarme. Permanecí inmóvil, haciéndome el dormido. Ella, Zenobia, tras dar dos sigilosos pasos, apoyó una bandeja a los pies de mi cama. Me di la vuelta. Acababa de traerme el desayuno.

Unos cruasanes con chocolate emplatados en cerámica de Sargadelos, un zumo de tres naranjas, cubertería de plata -la bandeja también era de plata-; al lado de la servilleta, guardando aquel manjar, una nota en la que se podía leer “Te quiero”. Allí estaba yo, presidiendo aquél banquete y dando las gracias por tener a aquella mujer a mi lado.

Mientras devoraba el cruasán, con el zumo ya ingerido, me comencé a sentir mal. Tan mal que acabé estampándome contra el suelo. Al rato -no sé cuanto tiempo pasó- me desperté. Zenobia había desaparecido. Mi cartera, también.

Continuará…

Anuncios

Reto de un microrrelato en 5 líneas.

Aquí os dejo el micrrorelato presentado para el reto de febrero del blog de Adella Brac

El reto consiste en realizar un relato en unas 5 líneas en el que se incluyan 3 palabras. En esta ocasión las palabras son: Retrasado, Domingo y Medida.

“María entra en su habitación para acariciarle y hacerle despertar de su letargo. Domingo, como un resorte, abandona el mundo de los sueños para absorber con sus ojos la luz que entra por la ventana. Su hermana toma todo tipo de medidas para evitar que sus palabras le hieran; sabe, de corazón que él se entera de todo, ¡se acuerda de todos los resultados de su equipo  favorito! Los más “listos” de la clase le llaman retrasado, pero para María su hermano es especial, se entienden a la perfección, incluso cuando le dan los mayores ataques.”

Vive

Hay personas que nunca debieron de haber entrado en tu vida, pero lo hicieron para enseñarte a apreciar a la gente que vale de verdad. Algo te aportaron, aunque ahora mismo veas lo único negativo de ello. Lo importante no es saber cómo ni cuándo ni por qué, lo importante es llegar a distinguir que personas merecen estar cerca de ti para siempre. Hay que saber que aquellas personas que te hacen disfrutar del sabor de una taza de café, merecen la pena; que aquellas personas que con una sonrisa te dan cien respiraciones, merecen la pena;que aquellas personas que nunca se cansan de hablarte y, que te demuestran con hechos, que te quieren, merecen la pena; que aquellas personas que con su presencia, te hacen disfrutar, merecen la pena; que aquellas personas que se acuerdan de lo que habláis, merecen la pena. En definitiva, aquellas personas que merecen la pena, merecerán estar en tu vida. Siente, toca, abraza, quiere, ama, admira, apasiona, enamora, camina, sonríe, besa, ríe y llora… es decir: Vive.

EL SAPIOSEXUAL

El Sapiosexual es aquella persona que , más allá del físico de las personas, se siente atraído sexualmente y eróticamente por la inteligencia de las mismas. Es una persona que ve más allá de lo material y busca la profundidad y la viveza de las palabras. Ser un sapiosexual es olvidarse de reglas y caminos fijos para dejarse llevar por la experiencia y de descubrir mundos nuevos y nuevas sensaciones.

Sigue leyendo