Pasta e Pizza. El Anfiteatro Flavio (El Coliseo)

Con casi 50 metros de altura y una cantidad ingente de personas alrededor, se presenta este monstruo de la arquitectura romana. Monumento que enamoró a las personalidades más grandes que han pisado la faz de la tierra. Un ejemplo de ellos fue el escritor Stendhal.

54f42cd3cc0f5El Anfiteatro Flavio (o más conocido como El Coliseo, en italiano “Il Colosseo”) comienza a construirse en el año 72 d.C bajo el mandato del emperador Vespasiano. No llegó a completar su obra, cosa que consiguió realizar su sucesor Tito en el año 80 d.C. A pesar de ello, Domiciano fue el que verdaderamente lo concluyó realizando reformas posteriores. La inauguración de tal empresa duró 100 días, durante los cuales no pararon de celebrarse espectáculos (luchas de gladiadores y fieras, batallas…).

Il Colosseo podía albergar alrededor de unos 50000 espectadores (traduciéndolo al mundo del fútbol: más o menos la capacidad que tiene el campo del Athletic Club de Bilbao, el actual San Mamés). Es decir, estamos hablando de una enorme construcción de la que se requirió muchos esfuerzos por parte de la mano de obra. Esto, añadido a que lleva en pie en torno a 2000 años, demuestra a que nivel se encontraba la arquitectura romana durante esa época.

Su situación es fundamental para entender la utilidad del mismo. En el año 64 d.C, el llano situado entre las colinas Palatino, Celio y Esquilino es devastado por un gran incendio que sacudió Roma. Esto fue aprovechado por el emperador Nerón para construir en el llano la Domus Aurea (lugar en el que se encontraba su residencia). Además, ordenó construir un lago artificial que más tarde se cubriría de tierra para dar lugar al espacio que ocupa el Anfiteatro Flavio. El Coliseo, además, recibe su nombre de una estatua de Nerón que se encontraba en la entrada de la Domus. Esta estatua se la llamaba El Coloso de Nerón.

La flecha indica dónde se sitúa El Coliseo
La flecha indica dónde se sitúa El Coliseo

Se usó de forma ininterrumpida durante 450 años, el último espectáculo conocido fue en el año 523 d.C. Además de peleas entre gladiadores y animales salvajes, también se escenificaban batallas navales. El Coliseo se llenaba de agua para dar paso a las luchas con barcos.

Desde el siglo VI d. C en adelante, el anfiteatro sufrirá las inclemencias del tiempo y de los humanos. Hasta 1750 se usó, de forma continua, como cantera para la extracción de material que permitió la construcción de edificios contemporáneos al Coliseo. En ese año, Benedicto XIV declara el monumento como sagrado y comienzan una serie de reformas.

En el presente, el Anfiteatro Flavio es uno de los grandes atractivos para los turistas que deciden visitar Italia y Roma. Millones de personas pasan todos los años por sus aledaños, fotografiándose entre sus muros, e incluso pagando a los típicos italianos vestido de romanos (son caros y un poco maleducados).

TRUCO DEL DÍA

Si decidís visitar el Coliseo (cosa que recomiendo encarecidamente), intentad reservar antes las entradas para evitaros así una cola bastante larga. Comprar las entradas por internet o por teléfono es lo más rentable, ya que por un poco más de dinero conseguiréis entrada también para el Palatino y con ella podréis entrar directamente al Coliseo.

No olvidéis comentar qué os parece a vosotros el coliseo, qué es lo que más os sorprendió o qué consejos daríais a vuestros amigos a la hora de visitar el Coliseo.

Un saludo a todos.

A DOPO!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s